senderismo - ACTIVIDADES
EL TORREXÓN DE VILLAMOREY

Concejo: Sobrescobio
Observaciones: El regreso se realiza por el mismo camino.
Descripción: Esta ruta es de especial interés, ya que arranca desde la misma puerta de nuestra casa de aldea "Casa Felechu". A la entrada de la aldea de Villamorey está la capilla de San Roque (reedificada en 1858) y allí mismo encontramos el panel que nos describe la ruta. Tendremos que atravesar el pueblo en dirección al barrio de La Casona, de donde parte el camino carretero que asciende a la sombra de un bosque de robles y castaños por la falda de la Sierra del Crespón hasta llegar al Torrexón.

A medida que nos adentramos en el pueblo, que bien merece una visita, descubriremos su abundante arquitectura popular, las casas tradicionales que aún conservan paredes de #cebatu#, o el molino hidráulico, bien comunal a donde los vecinos llevaban a moler el grano respetando los turnos o veceras establecidos, y que ha sido recientemente restaurado; y, por supuesto, los innumerables hórreos y paneras.

La ruta de gran belleza paisajística, discurre por la ladera de la Sierra del Crespón, sobre el embalse de Rioseco. A lo largo del recorrido, el caminante podrá disfrutar de la rica y abundante vegetación autóctona y de la fauna, fundamentalmente de las aves acuáticas que se encuentran en el embalse de Rioseco.

El recorrido finaliza tras poco más de media hora, en el Torrexón de Villamorey, al que por lo escarpado del terreno no se puede acceder. Torreón de origen romano, en relación con los castillos y baluartes que de la época encontramos en la comarca. Fernándo II, donó en el año 1185 el Castillo de Sobrescobio a la Orden de Santiago, con todas sus pertenencias, derecho y términos, haciendo esta donación a la perpetuidad.

Tras pasar por distintas encomiendas, la Orden de Santiago acuerda enajenar su jurisdicción sobre el territorio de Sobrescobio. La enajenación se hizo en forma de pública subasta #A la puja la llana# en Oviedo, pujando por un lado los vecinos de Sobrescobio, representados por dos comisiones, y por otro don Pedro Solís. Al final fue comprado por los vecinos de Sobrescobio por la cantidad de 810.000 maravedises.

Tras un pleito que se falló a favor de los vecinos, en 1568, el concejo pasó de Señorío a Concejo libre.